Lo que transmitimos cuando nos comunicamos

comunicacion no verbal

Los gestos, la mirada o las posturas que utilizamos de manera consciente o inconsciente tienen una gran importancia en la comunicación cara a cara. Al mismo nivel influyen el tono, el ritmo, el volumen o los silencios. Es lo que denominamos comunicación no verbal.

comunicación no verbal

Imagen: http://nomesjoana.wordpress.com

 

el lenguaje de signos

Imagen: blog Una antropóloga en la luna.

 

Por ejemplo, los brazos se mueven acompañando a nuestras palabras, a la altura de la cadera. Si estamos de pie, tenemos que transmitir seguridad. Esto se consigue adoptando la postura VASE, que significa:

 Verticalidad: Un tronco vertical es sinónimo de fuerza, energía y elegancia. Por ello, es muy importante estirar y colocar correctamente todo el cuerpo antes de empezar a hablar.

 Apertura del cuerpo: Transmite seguridad y voluntad de relación. Abre el pecho, relaja los hombros, mantén la cabeza en posición neutra erguida sobre la espalda y el cuello recto y vertical. Mantén los brazos al lado del cuerpo con las manos semiabiertas y relajadas, evitando una posición forzada y, cuando te toque intervenir, acompaña con movimientos circulares y tranquilos tu discurso o intervención.

Simetría: Sugiere equilibrio, orden y estabilidad. Busca en tu postura la simetría entre ambos lados del cuerpo y te sentirás más segura y con un mayor control sobre la situación.

Estable: Una persona estable nos inspira confianza y seguridad. Mantén los pies firmes sobre el suelo, en paralelo y separados ligeramente.

Pero, como hemos remarcado al principio, el tono, el ritmo o el volumen de nuestra voz también influyen en nuestro discurso y hemos de controlar estos aspectos muy bien para garantizarnos el éxito.

 

posición del cuerpo

Imagen: blog Educación para la salud.

 

Debemos utilizar un tono de voz descendente para transmitir firmeza, determinación y confianza. Pronunciar entre 100 y 150 palabras por minuto para que nuestro discurso sea legible y realizar pausas o paradas en la comunicación para enfatizar lo que estamos diciendo.

Si a esto le sumamos técnicas para controlar los nervios y una buena preparación de lo que vamos a decir, conseguiremos ser persuasivos y auténticos, lo que nos permitirá meternos a la audiencia en el bolsillo.

 

comunicación

Imagen: El discurso del Rey.

Publicado en 14/11/2013 en Comunicación, Hablar en público